10/29/2015

Bundt cake de calabaza, naranja y chocolate blanco, sin gluten y con tutorial.

 Ya queda poco para el día de los difuntos, los finaos en Canarias (mi tierra) o halloween para muchos. Comparto una rica receta otoñal, hecha con fruta y verdura de temporada, ideal para una merienda. Este bizcocho es uno de los más jugosos que he hecho y aunque ha muchos les parece extraña la idea de verduras en los bizcochos, les puedo asegurar que su sabor apenas se percibe, lo que conseguimos con ellas es una suavidad y humedad en nuestras mezclas que no deben perderse.
  Yo no lo he decorado con motivos de halloween, que es lo de esperar en estas fechas, ya que no soy partidaria de las fiestas comerciales y mucho menos si son importadas, a mis hijos sin embargo les encanta todo lo de halloween, lo veo normal y seguro que algo haré con ellos, no vaya a ser que se enfaden conmigo, jajaja... Así que aunque no las comparta, respeto a quien le gusta y les animo a decorarlo como mas les apetezca, yo me derrito por mi tierra, así que le añadí unas castañas, para recordar a Canarias y dar ese toque otoñal, digno de este bizcocho.
  ¿Nos ponemos manos a la obra?


Ingredientes:
- 5 huevos.
- 150 ml e aceite de girasol.
- 100 ml de zumo de naranja.
- La ralladura de la piel de una naranja.
- 80 gr de queso crema.
- 300 gr de puré de calabaza (con 1 kg de calabaza pesada con corteza, pipas y hebras, saqué los 300 gr de puré).
- 300 gr de harina de repostería sin gluten.
- 300 gr de azúcar.
- 1 sobre y 1/2 de levadura química.
- 180 o 200 gr de chocolate blanco de repostería, para la cobertura.

Preparación:
- Encendemos nuestro horno a 170ºC.
- Comenzamos preparando el puré de calabaza y para ello vamos a pelar y limpiar bien nuestro kilo de calabaza, quitando cascara, hebras y pipas. Tomamos una fuente apta para horno y en ella incorporamos la calabaza cortada en trozos medianos, la metemos en el horno a media altura y la cocinamos hasta que este dorada y blandita. Y se preguntarán ¿ No es más fácil guisarla?  ¿Y más rápido? La respuesta es, sí pero eso nos aportaría un líquido que no es necesario en la receta y por ello la cocinamos al horno. Una vez cocinada la escachamos con un tenedor o con un machacador de papas y reservamos hasta que se enfríe por completo. Así me quedó a mí:


- Subimos la temperatura de nuestro horno a 190ºC.
- Tamizamos la harina con la levadura y reservamos,
- Preparamos nuestro molde con grasa y harina, yo en mi caso utilicé un molde de silicona así que, solo lo engrasé por precaución ya que no hace falta. Este fue el que utilicé:


- Tomamos dos cuencos y separamos las yemas de las claras. Montamos las claras a punto de nieve bien durito y reservamos.
- Añadimos el azúcar a las yemas y comenzamos a batir, hasta que queden bien integrados ambos productos. Continuamos batiendo y añadimos el queso crema sin dejar de batir, luego el aceite poco a poco,sin dejar de batir, luego la ralladura y el zumo de naranja y seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla bastante homogenea. En ese momento añadimos el puré de calabaza y seguimos batiendo.
Yo, una vez mezclado todo, le pase la minipimer, no es necesario pero como mis hijos se lo van a comer, no quería que vieran trocitos de calabaza y se me echaran atrás.
- Continuamos añadiendo la mezcla de harina y levadura poco a poco hasta su total integración en la mezcla.
- En ese momento dejamos de batir y con ayuda de una espátula vamos ha añadir con movimientos suaves y envolventes las claras hasta que estén bien incorporadas en la mezcla. Esto nos aportará un toque extra de esponjosidad.
- Tomamos la mezcla y empezamos a rellenar nuestro molde poco a poco para cubrir bien todos los recovecos del mismo. Yo aquí cometí el error de llenar solo hasta las tres cuartas partes del molde, pensado que se me iba a desbordar y lo cierto es que cuando lo saque del horno y enfrió, bajo mucho su volumen y no me quedó tan alto como me hubiera gustado, así que para la próxima lo echo todo sin miedo, jajaja, con lo que me sobro hice magdalenas. Llevamos el molde al horno y cocinamos 45 minutos o hasta que al pinchar con un palo de madera o metal salga limpio.
- Dejamos reposar 10 minutos en el molde, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo en una rejilla,
- Una vez frío, derretimos el chocolate blanco al baño maría o bien en el micro, con mucho cuidado de que no se nos queme. Bañamos nuestro Bundt Cake y tan solo nos queda esperar a que se enfríe el choco y podremos comerlo.
 Recuerden que lo pueden decorar como mas les guste. Espero que les despierte a la cocinillas, o cocinitas que llevan dentro y se animen a prepararlo.
 Feliz finde y a disfrutar del puente, saludos, Anita sin.


Esta receta la tome prestada y esta adaptada de la página de Megasilvita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...