10/26/2015

Suspiros, Merenguitos o Besitos



 ¡¡Hola!! He hecho estos ricos Merengues para Halloween, son muy fáciles de hacer y lo podemos hacer de las formas que queramos solo hay que emplear la boquilla que más nos guste, también se pueden teñir con colorantes vegetales y así emplearlos en mesas dulces, drip cakes, tartas tradicionales  o simplemente hacerlos para disfrutar de un momento dulce.

 Para preparar esta receta necesitamos:
- Una batidora.
- Una báscula.
- Una espátula.
- Papel de horno y una bandeja grande.
- Una manga pastelera más una boquilla redonda grande.
- 2 claras de huevo a temperatura ambiente (en mi caso pesaron 37gr cada una, 74gr en total).
- 148gr de azúcar, que es el doble de cantidad que usamos de claras.
- Una cucharada sopera colmada de maicena.
- Unas gotas de esencia de limón, vainilla, etc... incolora para dar sabor.
- Glaseado teñido de negro o chocolate negro derretido para hacer las bocas y los ojos de nuestros fantasmas.

Preparación:
- Calentamos el horno a 100 ºC y pesamos nuestros ingredientes.
- Mezclamos el azúcar con la maicena y reservamos.
- Comenzamos a montar las claras con una pizca de sal y a cuando empiezan a estar a punto de nieve añadimos la esencia y le vamos incorporando poco a poco la mezcla de azúcar y maicena, hasta que ya las tengamos montadas por completo. Debe quedar una mezcla consistente como se muestra en la imagen:


- Tomamos nuestra manga y con ayuda de la espátula la rellenamos.
- Preparamos nuestra bandeja poniendo un poco de merengue para que el papel de horno se pegue bien a la bandeja.


- Comenzamos a montar nuestros fantasmas en la bandeja haciendo tres círculos uno encima del otro y de mayor a menor tamaño como se muestra en las imágenes:

- Cuando tengamos tantos merengues como queramos lo horneamos a la temperatura más baja que tenga nuestro horno, en mi caso son 100 ºC, con la puerta medio abierta durante una hora o una hora y media si los queremos chiclosos por dentro y crujientes por fuera, o bien dos horas si los queremos crujientes por dentro y por fuera.
- Una vez listos los dejamos enfriar por completo en la bandeja y cuando lo estén los podemos decorar con el glaseado.
 Espero que les haya gustado la receta y que la pongan en práctica ya que es muy fácil y muy versátil tanto en tartas como en mesas dulces. Saludos, Anita sin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...