1/26/2016

Tarta de coco-piña, sin gluten, sin leche y sin huevo, con tutorial.

 ¡Hola a tod@s! El otro día fue el cumple de una de las mujeres mas especiales en mi vida, ¡Mi abuela!. Madre, abuela y bisabuela, que con sus 89 años sigue siendo una mujer increíble, preciosa, encantadora, coqueta, presumida y con muchas más aptitudes y cualidades, que no acabaría de escribir.

  Tomándola como inspiración y como es una amante del coco y en más de una ocasión, le he hecho queques y tartas de coco, esta vez quería hacerlo en una versión diferente, así que me sumergí en internet en busca de la receta perfecta y fácil de adaptar. Después de muchas opciones encontré la que más me cautivo en una página llamada Tomillo, laurel y otras cosas de comer. que además de tener comidas deliciosas tiene postres bastante interesantes.
  Luego se me presentaba en problema de que la tarta no era solo sin gluten ya que en mi familia hay otros intolerantes a alimentos, como a la leche, así que como la tarta llevaba queso lo que hice fue sustituirlo por más nata vegetal y listo. Yo les voy a colgar la receta tal cual yo la realice y al final podrán encontrar un enlace con la receta original.

 Pues sin más esperas, aquí les dejo la receta:

Ingredientes para la base de galletas:
- 27 galletas tipo maría sin huevo y sin leche.
- 60 gr de margarina vegetal sin leche. (60 gr de mantequilla si no eres intolerante a la leche).

Ingredientes para el relleno:
- 600 ml de nata vegetal para montar.(si no eres intolerante a la leche serían 500 ml de nata con un mínimos del 35% de materia grasa y 300 gr de queso crema)
- 100 gr de coco rallado apto.
- 400 ml de leche de coco apta para celiacos e intolerantes a la leche (en carrefour hay varias marcas que lo son).
- 200 gr de azúcar.
- 10 hojas de gelatina neutra apta (la receta original lleva 12).

Ingredientes para la cobertura:
- Una lata grande de piña en su jugo.
- 2 Cucharadas de azúcar.
- 6 hojas de gelatina neutra apta.

Preparación:
- Preparamos un molde desmontable de 25 cm de diámetro con papel vegetal, tanto en la base como el los laterales como muestra la imagen:


- Trituramos las galletas con un molinillo, picadora o de forma manual con un rodillo y una bolsa. Las depositamos en el molde, derretimos la margarina, la incorporamos al molde, mezclamos y formamos la base de la tarta, con ayuda de una cuchara aplastando bien la mezcla, como se ve en las imágenes:


- Metemos la base en el congelador para que vaya endureciendo un poco.
- En un bol ponemos a hidratar las hojas de gelatina, con agua fría durante 5 minutos.
- En un cazo calentamos la leche de coco con el coco rallado y removemos con una varillas para amalgamar bien la leche. Una vez caliente sin que llegue a hervir la retiramos del fuego.
- Una vez hidratada la gelatina la escurrimos bien y se la incorporamos a la leche de coco, removiendo sin parar hasta que se hayan disuelto por completo.
- Tomamos un bol con los 200 gr de azúcar y le incorporamos la leche de coco con la gelatina, removiendo para disolver el azúcar por completo. Reservamos esta mezcla hasta que se enfríe.


- Montamos la nata, hasta que esté muy firme (si es nata normal tener cuidado de que no se corte).
- Comenzamos a incorporar la mezcla de leche de coco, coco rallado, azúcar y gelatina, que teníamos reservada, poco a poco a la nata, hasta que la hayamos incorporado por completo. Sacamos el molde del congelador y vaciamos el relleno de nuestra tarta en el mismo volviendo a llevarlo al congelador en lo que preparamos la cobertura.


- Con una minipimer trituramos la piña con su jugo, menos tres rodajas que utilizaremos para decorar. hasta hacer un zumo.
- Ponemos a hidratar las 6 hojas de gelatina durante 5 minutos en lo que vamos calentando el zumo de piña que hemos conseguido con las dos cucharadas de azúcar. Una vez hidratada la gelatina la escurrimos y se la incorporamos al zumo caliente removiendo hasta que se disuelva por completo. 
- Lo dejamos enfriar y una vez frío lo vertemos sobre nuestra tarta.


- Esta vez la llevamos a la nevera un mínimo de 6 horas antes de consumirla.
- Pasado ese tiempo decoramos con las rodajas de piña que habíamos reservado y así ya la tendremos lista para comer.


 Espero que la disfruten tanto como mi familia y en especial como la disfruto la viejita más linda del mundo. Hasta pronto y sean felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...