4/21/2017

Tarta de queso al estilo Japonés


 ¡Hola! Hoy les traigo una receta con un ingrediente que es mi debilidad, mi pasión, algo que ni a dieta dejo de comer, ¡EL QUESO! Ya sé que es una delicia y además, quién le dice que no a una tarta con este preciado ingrediente, pues como yo habrá muchos, jejeje... así que me decidí a probar la deliciosa y esponjosa tarta de queso japonesa y he de decirles que no defraudo, queda riquísima y no es muy dulce, con lo cual con una mermelada de fresas, hace un contraste increíble. ¿Se animan a probarla? Pues vamos con la receta:

Ingredientes para un molde 18 o 20cm de diámetro:
- 250gr de queso crema normal o sin lactosa.
- 50gr de mantequilla a punto de pomada o mantequilla sin lactosa (la he visto).
- 100ml de leche entera normal o entera sin lactosa.
- 6 huevos L o 8 M.
- 5ml de zumo de limón.
- 3gr de sal.
- 120gr de maicena o cualquier harina de repostería que les guste.
- 130gr de azúcar.
- 250gr o 300gr de mermelada de fresa.

Preparación:
- Preparamos nuestro molde con papel vegetal y precalentamos el horno a 160ºC (calor arriba y abajo), con una fuente de cristal con agua dentro, ya que esta tarta se cocina al baño maría.
- Separamos las yemas de las claras.
- En un batidora y con la pala en forma de K, mezclamos la mantequilla con el queso y la leche, durante 5 minutos, hasta que no quede ningún grumo. 
- Añadimos las yemas de una en una, sin dejar de mezclar, hasta que se hayan incorporado por completo.
- Añadimos la pizca de sal y el zumo de limón y seguimos mezclando unos dos minutos más.
- Tamizamos la harina en el mismo bol y mezclamos hasta conseguir una mezcla sin grumos y cremosa.
- Pasamos la mezcla a un recipiente nuevo y reservamos.
- En la misma batidora y con las varillas montamos las claras a punto de nieve y cuando comiencen a espumar añadimos poco a poco el azúcar, hasta que queden bien montadas pero no muy duras.
- Añadimos las claras poco a poco y con movimientos envolventes a la mezcla que teníamos reservada y una vez estén incorporadas pasamos la mezcla al molde, damos unos golpes contra la mesa para asentar la masa y horneamos durante 45 minutos o 1 hora dependiendo del horno, o hasta que al pinchar la tarta salga limpio el palo o cuchillo con el que pinchemos.

Una vez hecha queda así:



La dejamos reposar en el molde unos 10 minutos y luego desmoldamos y esperamos a que enfríe por completo para poder decorarla con nuestra mermelada de fresa o con el sabor que más les guste.

Como ven es una tarta bastante fácil de hacer y que al corte queda preciosa, pero lo mejor es su sabor suave a queso y su textura esponjosa, muy diferente a la tarta de queso tradicional.



Espero que la hagan y que la disfruten tanto como yo. Saludos y hasta la próxima.

La receta la saqué del canal de youtube de  Azúcar con amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...